¡Por fin nos conocemos! --- 02.11.2016
El lago estaba saturado de CO2. Seguramente un movimiento de tierra fue lo que inició la reacción en cadena, provocando que el gas saliese a la superficie, como ocurre dentro de una botella de refresco. Este fenómeno se conoce por el nombre de erupción límnica. Debió ser espectacular porque ¡el nivel del agua bajó 1 metro!

Todo ser vivo alrededor del lago o que estuviese sobrevolandolo murió envenenado por el gas. Cayeron al fondo del lago y en su fondo se fosilizaron. Esto ocurrió en lo que hoy día llamamos sitio fosilífero de Messel, -cerca de Frankfurt, en Alemania- hace 47 millones de años, cuando estaba a la altura de Sicilia.

Entre los animales fallecidos y fosilizados se encuentra Ida:

Ida

Ida es el esqueleto más antiguo y mejor conservado de un mamífero primate del que se tiene constancia. Y es la joya del Museo de Historia Natural de Oslo.

Messel estuvo a punto de convertirse en un vertedero a finales de los años 80. Arqueólogos y aficionados se apresuraron a rescatar todo tipo de fósiles. Durante veintitantos años el fósil estuvo en casa de sus descubridores.
En el año 2006 el arqueólogo Jørn Hurum vió el fósil en una feria y se percató de que aquello no era un lémur, sino un animal antropoide - un pariente muy antiguo de los seres humanos. El museo de Historia Natural de Oslo adquirió la pieza un par de años más tarde, tras verificar su autenticidad.

El nombre de Ida se lo puso Jørn Hurum en honor a su hija.
Fui a visitar a Ida -el fósil- el año pasado, pero estaba de vacaciones: un viaje por Asia mientras remodelaban parte del museo. Hace un par de semanas volví de nuevo a probar mi suerte y esa ocasión pudimos conocernos.



Subir


Mirando las musarañas --- 22.09.2016
El sábado salí de excursión al bosque. Hacía un precioso día de otoño y la temperatura era excelente. Todavía quedan arándanos en zonas más alejadas de la población y los más afortunados ya disfrutan en casa de raciones de setas del bosque.

Iba yo pensando en las musarañas cuando -de repente- apareció en medio del camino. ¡Un ratoncito de campo! Tal vez no se percató de mi presencia o tal vez no tuvo miedo alguno, el caso es que el animalito no interrumpió su tarea.
Yo no dudé un instante y saqué la camara para filmar:





Menudo ratoncito más raro! Su tamaño era diminuto, la forma de su cabeza extraña y me dio la impresión de que estaba muerto de hambre. Busqué razas de ratones noruegos y no encontré nada. Un golpe de suerte me llevó hasta las musarañas y allí comprobé que se trataba de la Musaraña enana, un animalito que no sobrepasa los 6 gramos de peso y que si no come cada media hora se muere de hambre debido a su metabolismo acelerado.
En Wikipedia pone que puede morir de miedo, pero este especimen me ignoró sin miramientos - estaba demasiado ocupado buscando algo que comer.

Y así -pensando en las musarañas, literalmente- cumplo 9 años en Noruega.
  1. Et år i Norge.
  2. La canción de cumpleaños.
  3. No hay dos sin tres.
  4. Uno más.
  5. V.
  6. Después del quinto viene el sexto.
  7. ¡Ya son siete!.
  8. 1000 (Base 2).
¡Espero poder cumplir muchos más y que vosotros podáis seguir leyéndome!



Subir


Hace 30 años --- 16.06.2016
La última lectura del panel de control marcaba una producción de 33.000 MW. Más de uno estaría asombrado, esa cifra era 10 veces superior a lo que normalmente se producía. Estoy convencido de que ese asombro se transformó en mucho miedo cuando la nube de hidrógeno que se formó en el interior del núcleo hizo volar la tapa de 2.000 toneladas que cubría el reactor. Es una historia conocida, esto ocurrió hace 30 años en Chernobyl.
El viento propició que la contaminación radiactiva se paseara por varios países del continente europeo, entre ellos Noruega.

Uno de los contaminantes que llegó hasta aquí fue el cesio-137, cuyo periodo de semidesintegración es de 30 años. Eso significa que aproximadamente la mitad de todo lo que llegó sigue estando... por ahí suelto.

La mala noticia es que no hay manera de limpiar tal contaminación. Hay que esperar y dejar la Naturaleza siga su curso.
La buena noticia es que en algún momento cayó al suelo -en el bosque- y que los hongos que lo habitan llevan desde que ocurrió el accidente comiendo radiación.
¡Qué no cunda el pánico! Es seguro salir a pasear por el bosque.

Radiactividad en las setas
Fuente: miljøstatus.no

¿Es peligroso comer setas recogidas del bosque? Pues sí. Con o sin radiación, a menos que uno sepa muy bien lo que hace yo recomiendo no tocar ningún hongo y mucho menos comérselo.

En cuanto a la radiación, sí es seguro. Incluso las setas procedentes de Lierne, la zona más afectada de Noruega. Aunque para ser sinceros, yo las setas procedentes de allí no me las comería.

Las setas del resto del país no representan problemas de salud por culpa de la radiactividad. Primero porque se comen muy pocas setas cogidas del bosque; no es una parte importante de la dieta. Y segundo porque esos niveles están dentro de lo asequible por el cuerpo y de lo razonable. Las setas de las tiendas pasan un control para verificar que su radiación no supera los 600 Bq/kg.

Los plátanos, las patatas y las alubias son frutos/vegetales radiactivos por naturaleza y nos los comemos sin problema.



Subir