Un titular acertado --- 28.08.2017
Desconozco si siguen de cerca el tema o si ha sido por casualidad, pero el caso es que "El Mundo Today" acertó con su artículo:
"Largo de aquí" será el nuevo lema turístico de los países nórdicos.
Me reí mucho con el artículo por su tono, por ser un tema actual y porque algunas de las supuestas frases citadas de noruegos las he oido yo en tertulias.

Noruega no vive del turismo. No importa que haya algún que otro turista, siempre y cuando se cumplan las siguientes condiciones:
  • No molesten.
  • Dejen dinero.
Y esto no siempre se cumple. Como decíamos ayer, los turistas se saltan las recomendaciones de seguridad y luego hay que rescatarlos. Ocurre en Preikestolen de vez en cuando y en Lofoten -último sitio de moda- cada dos por tres. Esto molesta.

También molesta a la población local que se formen colas en las carreteras o en los ferrys. Y esto es lo que ocurre cuando una carretera local que une algunos pueblos con varios cientos de habitantes sufre una avalancha estival de 1 millón de turistas.

Turistas acampados en Utakleiv, Lofoten
Turistas acampados en Utakleiv, Lofoten

Muchos turistas saben que la vida en Noruega es cara, por lo que vienen cargados en sus autocaravanas con absolutamente todo lo que van a consumir durante su estancia. No gastan dinero ni en camping, pues pernoctan en ensanchamientos de la carretera o en pequeñas áreas de descanso pensadas como miradores.

Y lo peor de todo, lo que más molesta a mucha gente, es que se genera basura y hay que contratar a alguien para que la recoja y eso cuesta dinero.

Faltan infraestructuras -carreteras. hoteles, restaurantes, supermercados- que cuestan mucho de construir, de mantener y que no se mantienen con el dinero que dejan los turistas. Se está discutiendo mucho a nivel nacional y regional sobre la posible implantación de un impuesto a los turistas.

Los noruegos por su parte tienen la suerte -o la desgracia- de que su país, su producto turístico se vende solo. Pero ahora hace falta una política de turismo a nivel nacional.



Subir


El final del verano --- 08.08.2017
A mediados del mes de julio iba yo paseando por el barrio de Grønland cuando un cartel en la puerta de una tienda llamó mi atención:
Cerrado durante todo el verano, volveremos el 1 de agosto.
Debo reconocer que me costó un poco pillarlo... porque agosto aquí ya no se considera verano, sino el principio del otoño porque todo el mundo vuelve de sus vacaciones y poco a poco comienzan los colegios. Llamémoslo "otoño político".

Astronómica- y climatológicamente estamos todavía en verano. Hace "calor" -estamos 18ºC- llueve, hay tormentas y se va la luz de vez en cuando por culpa de algún rayo (ayer mismo). En la última semana de agosto bajarán las temperaturas, el aire se volverá frío y podremos hablar de un suave principio de otoño.

Muchos turistas vienen aquí en verano con la intención de conseguir la famosa foto en Preikestolen y al llegar a Stavanger se encuentran con la prohibición de las autoridades. Eso es lo que está ocurriendo estos días, por la gran cantidad de agua que está cayendo y que caerá en los próximos días.

Siempre hay algún turista más listo que nadie que se salta la prohibición. Y evidentemente son siempre sujetos que desconocen cómo es la montaña y que están en (muy) baja forma física, por lo que hay que ir a rescatarlos.
Su egoismo hace flaco favor al resto y provoca un aumento de los partidarios de limitar el acceso a la zona y de cobrar por la visita.



Subir


Y ¿Qué me pongo? --- 25.05.2017
Cuando algún conocido/lector planea visitar Noruega "¿Qué me pongo?" es una de las primeras preguntas que me hacen. "Ponte lo que quieras", suele ser mi respuesta :-)

Lo primero es visitar Yr, la página que nos informará sobre temperaturas y meteorología de los diferentes destinos. No es lo mismo visitar una ciudad en invierno que la montaña en verano.

Si se va a visitar el oeste del país (Stavanger, Bergen, etc) hay que contar con lluvia. En realidad sto es cierto en todo el país, así que siempre hay que llevar una chaqueta impermeable y/o un paraguas. Si es cortaviento, mejor. Hay que llevar capas.

La primavera -sobre todo en el norte- es muy variable. En Lofoten no es raro experimentar las 4 estaciones del año en apenas unas horas. Eso significa pasar de grados positivos a negativos y viceversa. Con lluvia, nubes, viento y SOL. Todo.

En el este (Oslo) el tiempo es más estable. Mientras escribo esto estamos a +20ºC. El viento sopla un poco, así que el jersey fino que llevo encima no me molesta. Hace 10 minutos estaba en camiseta de manga corta. Hace dos semanas cayeron 5cm de nieve.

Y -por supuesto- todo depende del viajero. ¿Tiene tendencias frioleras o calurosas?



Está claro que hay que usar el sentido común. Un amigo mio dice que lo bueno de Noruega es que no hace falta hacer "cambio" de ropa en el armario, sirve todo durante todo el año.



Subir