imagen de inicio

Buscador



Enlaces

fedd RSS

El Tiempo

karte norge

Pagina sobre Noruega en Wikipedia

Norge en Wikipedia



GNU/LINUX

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons


La Frase

Las frases pueden ser de dos tipos:
Frases Ordinadas
Las frases ordinadas se construyen mediante el patrón "sujeto verbo complementos".
Unos ejemplos de frases ordinadas positivas:

Jeg spiser poteter. (Yo como patatas.)
Du leser ei bok. (Tu lees un libro.)
Hun må kjøpe ei ny bukse. (Ella tiene que comprar un nuevo pantalón.)
Vi liker å spille sammen. (Nos gusta jugar juntos.)
Dere arbeider i Norge. (Vosotros trabajais en Noruega.)
De kommer hjem i morgen. (Ellos vuelven a casa mañana.)

Puede apreciarse que, al igual que en inglés, el sujeto no puede ser omitido. Esto se debe a que no hay flexión verbal (no se conjugan los verbos) y sin la presencia del sujeto sería imposible determinar quién (yo, tu, él/ella...) realiza la acción.

Hasta este momento unicamente se ha hablado sobre frases ordinadas positivas. Para negar una frase y convertirla en ordinada negativa, sólo hay que añadir la partícula de negación "ikke" detrás del verbo principal (conjugado). Las frases ordinadas negativas siguen el patrón "sujeto verbo negación complementos". Por ejemplo:

Jeg spiser ikke poteter. (Yo no como patatas.)
Du leser ikke ei bok. (Tu no lees un libro.)
Hun ikke kjøpe ei ny bukse. (Ella no tiene que comprar un nuevo pantalón.)
Vi liker ikke å spille sammen. (No nos gusta jugar juntos.)
Dere arbeider ikke i Norge. (Vosotros no trabajais en Noruega.)
De kommer ikke hjemme i morgen. (Ellos no vuelven a casa mañana.)

Las frases ordinadas también pueden unirse entre ellas mediante conjunciones ordinadas. Las conjunciones "og" y "eller" ,"y" y "o" respectivamente, son dos ejemplos de conjunciones ordinadas.

Frases Subordinadas
Las frases subordinadas complementan a las ordinadas y se relacionan con éstas mediante conjunciones subordinadas. A diferencia de otros lenguajes de origen germánico (el alemán, por ejemplo) en noruego no se produce ningún tipo de inversión (cambio de posición del verbo conjugado). Así pues la estructura de las frases ordinadas positivas y de las subordinadas positivas son idénticas:

Jeg kjøper ei flaske vann, fordi jeg liker det.
(Compro una botella de agua porque me gusta)

La frase ordinada o principal se encuentra marcada de color azul. La conjunción está subrayada y la frase subordinada se encuentra marcada de color rojo. Puede observarse como la estructura de la frase subordinada es "sujeto verbo complementos". También se observa que el sujeto debe estar presente en ambas frases (podría no ser el mismo).

¿Dónde está entonces la diferencia en la construcción de frases ordinadas y subordinadas? La respuesta es es sencilla: las frases subordinadas negativas.

En las ordinadas negativas la partícula "ikke" aparece después del verbo conjugado.
En las subordinadas negativas la partícula "ikke" aparece antes del verbo conjugado.

Ejemplo:

Jeg kjøper ei flaske vann, fordi jeg ikke liker cola.
(Compro una botella de agua porque no me gusta la cola.)

Un ejemplo con ambas negaciones juntas:
Jeg kjøper ikke ei flaske cola, fordi jeg ikke liker det.
(No compro una botella de cola porque no me gusta.)

Únicamente queda decir que estas normas no se aplican sólo al adverbio "ikke". Todos los adverbios cambian su posición en la frase en función de si es ordinada o subordinada.

Hun sier at hun gjerne leser bok. (Dice que le gusta leer libros.)

Inversión
La inversión es un fenómeno en la frase en el que se intercambian de lugar el verbo y el sujeto de la frase. Ocurre cuando una frase no sigue el esquema habitual de "sujeto verbo complementos" sino que comienza mediante un complemento (normalmente de tiempo o lugar). Por ejemplo:

Når du kommer, spiser vi noe. (Cuando vengas comeremos algo.)
en lugar de
Vi spiser noe når du kommer. (Comeremos algo cuando vengas.)

Ambas frases son correctas, pero el orden de las palabras es distinto. Esto permite al hablante enfatizar distintos aspectos de la frase, igual que en español.

Kanskje
Las frases que comienzan con "kanskje" (quizás) reciben un tratamiento especial. A diferencia de las frases normales en las que se realiza inversión cuando la frase no comienza por el sujeto, las frases con "kanskje" no se invierten. Por ejemplo:

Kanskje vi kan spise sammen i morgen. (Quizás podamos comer juntos mañana.)
Kanskje du kan finne et postkontor. (Quizás puedas encontrar una oficina de correo.)

O sea que la frases con "kanskje" siguen el esquema "kanskje sujeto verbo complementos".

Lugar y tiempo
Cuando en la frase existen un complemento circunstancial de lugar y otro de tiempo deben colocarse en ese orden: lugar antes que tiempo. Por ejemplo:

Jeg har studert i Spania i tre år. (He estudiado en España 3 años.)


subir