imagen de inicio

Buscador



Enlaces

fedd RSS

El Tiempo

karte norge

Pagina sobre Noruega en Wikipedia

Norge en Wikipedia



GNU/LINUX

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons


Volviendo a la normalidad --- 02-11-2011
En la noche del sábado al domingo retrasamos los relojes una hora y cambiamos por tanto al horario de invierno. Para adaptarse al nuevo horario no hay nada mejor que tomarselo con calma, dormir un poco más y salir de excursión. El domingo fue un muy típico día otoñal.

El día comenzó con bruma en el fiordo y con niebla en el bosque. Lo único que se oía en Sognsvann era el aire moviendo las nubes y la casual caída de alguna que otra piña. La temperatura rondaba los +7ºC ó +9ºC.

Sognsvann con niebla

Según fue avanzando el día, las nubes fueron dejando paso al SOL. La temperatura subió hasta los +12ºC -es decir, calor- y el viento dejó de soplar. En realidad dejó de soplar "aquí abajo en la tierra" porque "arriba en el cielo" las nubes iban disparadas. En Skjersjøen la calma era completa.

Vista de Skjersjoen

Lo bonito del cambio de horario es que se hace noche antes. Un cielo despejado a las afueras de la ciudad puede revelar muchas sorpresas a un observador con la paciencia necesaria y la ropa adecuada. Las noches claras son considerablemente más frías que las noches nubladas. ¿Por qué?

noche clara

Sencillo: por las nubes :-) En realidad las nubes actúan como la capa aislante de un invernadero. En una noche nublada de octubre la temperatura es de unos +7ºC ó +12ºC, sin embargo en una noche clara la temperatura puede descender hasta los -2ºC ó -4ºC. La temperatura es lo suficientemente baja y estable en algunos sitios como para empezar a pensar en esquiar.
Noches frías, cielos estrellados, nieve y esqui... por fin, vuelta a la normalidad.

subir

Hace 2 años, en Espanorsk...





La pelusilla --- 03-10-2011
Este pequeño roedor vive en las montañas y en la tundra. Cada 3 ó 4 años su población crece de tal manera que se ven obligados a migrar para encontrar alimentos. Muchos ya sabéis de qué animal se trata, lo que pasa es que no encaja con la imagen que tenéis de ellos - es decir- esta imagen:


Efectivamente hablo de los lemmings y la explosión demográfica a la que me refería anteriormente es lo que aquí se conoce como lemmenår (año de lemmings). En el transcurso de la migración se ven obligados a cruzar riachuelos, barrancos, lagos, etc y muchos mueren agotados - no se suicidan. Pues bien, 2011 ha sido un lemmenår.


¿Y qué tiene que ver esto con el agua? Los lemmings en sí no son peligrosos. Es verdad que cuando te encuentras uno en la montaña te chilla para asustarte con un pitido muy característico, pero rara vez muerden... aunque el que lo busca, lo encuentra. El problema radica en la bacteria francisella tularensis -de la que muchos son portadores- y que es la causante de la tularemia, una enfermedad que produce fiebre, escalofríos, dolores musculares y articulares además de otras molestias considerables.




subir



Sobreviviendo --- 18-07-2011
La dinámica es relativamente repetitiva. Tirar el anzuelo y recoger, tirar y recoger. A la hora de recoger hay que llevar una velocidad mínima o el anzuelo que quedará enganchado entre las piedras del fondo. Un descanso para ponerse spray anti mosquitos. Tirar, recoger, tirar, recoger. Una paradita para escuchar el silencio y a los peces saltar. Tirar, recoger, tirar, recoger.

Pescando en Femundmarka
A eso de las 00:30h.

Está claro que se puede pasar algo de hambre, ahí está el riesgo. De hecho la primera noche nos fuimos a dormir con una cruz en la pancha, o sea, sin haber probado bocado... ¿qué queréis que os diga? La aventura, es la aventura.

Pero en algún momento toda la paciencia (mentira, fue pura suerte) tras horas tirando y recogiendo dio sus frutos. Mi amigo consiguió romper la maldición de la espera con una apetitosa perca. Luego otra y después otra. Un rato después me sonrió la suerte ¡con un lucio de unos 80 cm! El lucio es un pez agresivo que tiene muchos dientes y muy afilados. Mi presa no paraba de moverse y morder, se enredó ligeramente con el hilo, lo rompió de un bocado, se liberó y se marchó.

La talla la estimó mi amigo basándose en la distancia entre la aleta trasera y la cola cuando lo tuvo cogido para que no me mordiera mientras lo sacaba del agua... en vano.

Pescar, matar, limpiar, cocinar, comer

Al día siguiente pesqué otro lucio, pero está vez no me pilló desprevenido. Debido a su agresividad y a que tienen las agallas llenas de pinchos (y la boca llena de dientes) cuesta mucho matarlos rompiéndoles el cuello. Es más rápido (¿más humanitario?) hacerlo con un cuchillo. Luego viene lo complicado... toca abrirlo, sacarle las tripas y limpiarlo. Las brasas esperan a la captura del día que en unos 10 minutillos está lista para ser degustada. ¡Buen provecho!

subir

« Anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | Siguiente »


Artículos aleatorios